Archivo de la etiqueta: junior achievement

Mi resumen de Junior Achievement


Como la mayoría sabe, este año por primera vez fui asesora voluntaria de Junior Achievement. Me tocaba dar clases a niños de segundo grado lo cual era todo un reto para mi.

Voy a tratar de contar cómo me fue para que tengan una idea y se animen a salir de la zona de confort y hacer algo productivo. 🙂

El primer día que fui de visita a conocer a la maestra y a presentarme a los niños salí entre asustada y emocionada. Asustada porque yo no soy especialmente “niñera” y emocionada porque escuchar a la maestra hablando con tantas ganas de su trabajo me dejó con un buen feeling.

He dividido el resumen en tres ítems:

El material: Junior Achievement te da un maletín con el material que se va a utilizar. Aunque te dan una guía sobre lo que se debe desarrollar en clase varias veces me apoyé en la persona que me reclutó que dicho sea de paso da el mismo grado y su experiencia me sirvió para saber qué debía hacer. Yo me ponía a estudiar el día anterior pero creo que en verdad hay que al menos comenzar a mirar el material algunos días antes por si hay algo que no está claro tengamos tiempo de averiguar.

La maestra: nos habían contado que a veces las maestras ven eso como un recreo y se van dejándote solo con los niños. Por suerte mi maestra se quedaba en el salón y cuando la cosa se ponía tóxica ella intervenía y ponía orden. Escribí sobre ella en este post.

Los niños: el primer día que fui a conocer a la maestra y presentarme ya pude ver cuáles eran los inquietos. Me resultó súper interesante ver cómo actuaban y aunque ya los tenía “fichados” hubo algunos que me sorprendieron. Por ejemplo, había una niña que no hablaba y al final también se ofrecía de voluntaria. El que yo tenía fichado de mal portado cuando lo condicionaba se portaba de lo más bien y ayudaba a que los demás se mantuvieran en orden. La verdad creo que lo más chévere fue ver cómo fueron cambiando las cosas a medida que avanzaban las clases.

En las primeras clases les di unas hojas que debían usar para algunas actividades. En las clases subsiguientes apenas les daba la hoja los niños se desconectaban y se ponían a pintarla. Podía estar yo saltando y brincando al frente del salón y ellos estaban era por pintar las dichosas hojas. Ahí aprendí que aunque la guía diga que hay que hacer X y Y yo le meteré mi twist de cuerdo a como vea el comportamiento de los niños. Eso porque yo no soy maestra y no tengo esa experiencia que hace falta para controlar niños de segundo grado.

Un punto interesante, los niños siempre quieren ayudar. Siempre quieren repartir algo, lo que sea, algo. En algunas clases voluntarié a algunas niñas que no participaban y para las siguientes clases esas también participaban. Si que si!

El último día ya estaba yo un poco cansada de la niña mal portada porque no había forma que se quedara SOLA en su silla. Después de darle la mirada mil veces y ya hablarle en un tono menos amable, los niños me contaron que es que ella y el otro niño que estaba en la silla estaban enamorados. Enamoqueeee??? Señores, esto es segundo grado! jajaja

La verdad es que me causó mucha gracia porque hasta los calladitos estaban haciendo bullita. Lo que vino después fue digno de novela: los dos niños se pusieron a llorar, luego ninguno quería hacer nada más y luego el niño fue a pelear con el que estuvo contando la historia de amor. Segundo grado! jajaja

No me alcanzó el tiempo para repartir bien las cositas que les había llevado para celebrar que finalizamos las clases pero creo que igual lo disfrutaron.

Gracias Johany por acompañarme a comprar los regalitos, a mi mamá por comprar el “brindis” y a Gabriela por atenderme y darme los tips para la clase aún estando ella en el cine. Que no que no, que aún no comenzaba la película. 😀

Este fue mi resumen corto de las clases. Qué tal? Preguntas? 🙂

Mi segunda clase de Junior Achievement


Ayer fue mi segunda clase de Junior Achievement.

 

Me toca la clase luego del recreo así que llegué a la escuela durante el recreo. Me vieron algunos niños y fueron a recibirme y a acompañarme al salón donde me interceptaron otro grupo más grande para recibirme y abrazarme. Hasta los tímidos estaban dándome abrazos. jeje sospecho que la maestra está celosa, mentira.

Esta vez me tocaba hablar sobre la producción unitaria y la producción en línea. El ejercicio consistía en “fabricar” galletas usando los dos métodos y compararlos. La noche anterior me puse a practicar y a armar la caja de las galletas y francamente no lo pude hacer a la primera. De hecho, en la clase uno de los chicos me mostró otra parte del ensamble que yo no había logrado ubicar. Ah, lo que hacen unos ojos jóvenes. 😛

En fin, dividí al grupo en dos y el primer grupo se encargó de hacer las galletas como producción unitaria. Los pobres no hicieron ni una. La bendita caja fue un dolor de cabeza para mi ellos. En serio no es tan sencilla de armar jejeje

El siguiente grupo tenía que hacer la parte de la producción en línea o serie. Dividí las tareas y el otro grupo tenía que mirar. Una vez los chicos agarraron la maestría armando las cajas no había quién los detuviera. “Hicieron” un montón de galletas.

Lo cómico es que el grupo que tenía que mirar cómo hacían los de la producción en línea decidió que no se iban a quedar atrás y decidieron dividir las tareas ellos también. Y sacaron un montón de cajas de galletas! WIN 🙂

Me pareció interesante que en vez de que yo tuviera que explicarles que para este ejercicio era mejor dividir las tareas y todo eso, ellos decidieron por cuenta propia y lo pusieron en práctica.

La próxima semana creo que tengo que hablar del gobierno y vi algo que parece un FODA. Yo vi el Foda en la maestría, parece que los chicos de hoy están muy avanzados. Será?

Junior Achievement: Mi primera clase


El jueves pasado fui a dar mi primera “clase” para Junior Achievement. El miércoles vine directo para mi casa para prepararme para la clase y sentí que era demasiado jeje.

Salgo tempranito el jueves para la oficina con la intención de revisar los correos, dar un último repaso al material y tomar prestado tape de la oficina. Pero como las cosas no siempre resultan como uno las planea, me sorprendió una super fila que me atrasó casi una hora.

Los que me conocen saben que yo no soy precisamente la persona más niñera del mundo. Creo que el asunto es con los niños mal portados, o esos a los que les celebran las ‘malacrianzas’. Esos son los niños con los que tengo issues.

Bueno, la cosa es que llegué a la escuela durante el recreo y la maestra estaba dentro con un niño al que le estaba dictando lo que estaba en el tablero. Luego les cuento por qué.

Di mi clase y debo agradecer a la maestra que me ayudó con ellos para que resolvieran un cuestionario que francamente no se cómo ponen esas preguntas para chicos de segundo grado. Hay unas preguntas que no tengo idea cuál es la respuesta.

Algo que aprendí es que los niños AMAN ser el ayudante de la maestra. Entonces no puedes pedir voluntarios porque todos quieren serlo y todos quieren ir al tablero. Uff!

Me dice la maestra sobre el chico que tenía sentado junto a ella “el es inteligente pero quiere que le den todo impreso, no quiere copiar” y el niño se regresa al salón y me dice “es que yo soy fresco”. JAJAJA!!! Al menos es honesto. 🙂

Creo que me fue bastante bien en mi primera clase y creo que los niños y yo nos divertimos.

El último día es como una “graduación” y hay que llevarles algún refrigerio. Esto no me lo dijeron cuando me apunté :P. Me dice una amiga que tiene hijas que sandwichitos estarían bien y que les lleve una canastita con cualquier cosita como un libro de colorear y un par de crayones. Qué piensan?

 

Está todo perdido con la educación pública?


El lugar donde trabajo es una de las empresas voluntarias de Junior Achievement Panamá y este año me anoté como asesora voluntaria a ver qué tal.

Ayer fue mi primera visita para conocer a la maestra y presentarme a los niños. Tengo un grupo de segundo grado.

Mientras yo me presentaba la maestra escribía un ejercicio en el tablero así que mientras los niños lo hacían yo me puse a preguntarle cosas a ella.

Tomemos en cuenta que yo estudié en la escuela hace mucho tiempo y no tengo niños muy cercanos a mi así que estoy perdida en cuanto a las “tendencias actuales”. Ni siquiera recordaba que en segundo grado ya uno sabe leer y escribir.

Gracias al esfuerzo de mis padres pude estudiar en escuela privada y lo que se de las escuelas públicas son las noticias donde salen los dirigentes quejándose de todas las administraciones y todos los ministros y gobiernos; las huelgas absurdas y la intransigencia. (Para muestra, un post del blog de Maria Emma)

Recordé que en el librito para los asesores y maestros te decían que preguntaras si hay niños de inclusión en en el salón. La maestra me dice que no hay de inclusión pero que tiene 6 niños que son lentos para escribir y que ella se queda con ellos después de clases haciendo dictados individuales y dedicando más tiempo a esos chicos para que se pongan a la par del resto del grupo. Dice que ella cree que eso es lo que tiene que hacer en el tiempo que hay entre la hora de salida de los niños y la hora que sale ella. Que ella sabe que no todos los maestros hacen eso pero que ella cree que los maestros ahora no tienen vocación. Dice que ella sabe que ahora los padres trabajan más y no tienen el tiempo o el interés de sentarse a estudiar con esos niños. Me cuenta orgullosa que ya hay algunos que estan casi a la par y que ya solo tiene 3 que necesitan más trabajo.

Para mi fue super refrescante escucharla. Viniendo de una maestra de escuela pública me dio esperanzas que no todo está perdido con la educación pública.

Me alegró mucho que a pesar de los dirigentes que parecen que no quieren dar clases y la falta de recursos, aún hay cosas que podemos rescatar y que no todo es malo.

Hasta ahora mis dos experiencias directas con la escuela pública han sido positivas. Aquí les dejo el link de cuando fui voluntaria de Volvamos a las Aulas. Fue, como dicen los gringos, un eye opener.

La próxima semana daré mi primera clase. Ya les contaré qué tal me nos va. 🙂