Archivo de la etiqueta: servicio al cliente

Estamos como Evelio


Hace poco viajamos a Colón con la intención de conocer el Fuerte de San Lorenzo pero salimos tarde de Panamá y además paramos a ver el Centro de Observación de la Ampliación en Colón, vimos las películas y tomamos un par de fotos a los trabajos de ampliación.

Esperando

Esperando para cruzar Gatún

Ampliación

Ampliación en el Atlántico

El asunto es que cuando finalmente nos encaminamos a Sherman para ir a San Lorenzo eran casi las 5pm. Llegamos a la entrada donde está la garita de ANAM nos detiene el funcionario. A continuación más o menos como fue la conversación:

Funcionario (F): Buenas tardes. ¿Hacia dónde van?

Yo: Buenas, vamos a San Lorenzo.

F: Ajo, a esta hora esta Lola. [pausa] ¿Sabe qué es Lola?

Yo: [poker face] Si, los ladrones.

F: Así es, los ladrones. Así que yo les diría que otro día vengan más temprano. Están como Evelio. [pausa]

Yo: [carcajada explosiva] jajaja ¿Llegamos tarde?

F: Así es… la rumba acabó…

Me pasé toda la siguiente semana riéndome cuando me acordaba de eso y le conté a todo el que podía contarle y a algunos se lo conté varias veces.

Será una bobería pero me causó tanta gracia que hablara haciendo referencia a canciones que realmente no me importó mucho que nos rebotara en la entrada del parque porque definitivamente habíamos llegado después del cierre. He estado en situaciones similares y la persona se maneja con tan mala actitud que uno termina malhumorado. Esta vez me puso una sonrisa que me duró varios días.

Evidentemente no me iba a arriesgar a ir, el Fuerte no se va a ir a ningún lado y ya habrá chance para ir.

Al final fuimos a tomarnos algo y disfrutar la vista en la marina de Sherman.

The Dock

The Dock @ Shelter Bay Marina, Sherman

Por si no conocen la canción a la que se refería el funcionario, aquí se las pongo:

Anuncios

Dos muestras de buen servicio


Tengo casi 10 años trabajando en servicio al cliente. Donde trabajo es muy importante que el cliente tenga una buena experiencia y se le da bastante énfasis a esto, como tiene que ser. Trabajar aquí me ha hecho ser más exigente con el tipo de servicio que recibo.

A punto de pasar las fiestas consumistas decembrinas estoy haciendo memoria sobre la atención que he recibido en los últimos sitios que he visitado y les pongo dos ejemplos de gente de aquí que hace las cosas bien.

  • Uso lentes de contacto desde hace mucho tiempo y creo que son uno de los mejores inventos del hombre. En fin, que tengo años comprando mis lentes en una cadena de ópticas pero decidí probar otro sitio por dos razones: el horario de esta cadena no va conmigo y la última vez que me mandé a hacer anteojos no me gustó como quedaron. 

En fin, que fui a esta óptica en un centro comercial y comencé a interrogar a la dependiente sobre marcas, tipos, etc. La chica me dio un par de lentes de muestra y listo, chao. Me gustaron los lentes así que volví a las semanas para comprar mi cajita, eso fue hace ya como 2 meses. La semana pasada fui otra vez y cuando le dije que venía a buscar mis lentes de contacto ella completó mi frase y se sabía la marca y hasta la graduación! O NADIE compra lentes de contactos o mi receta es rara o la molesté tanto que se acordó de todo el detalle?

Es una tontería pero ese detalle me dejó con la boca abierta y me hará volver a comprar mis lentes allí.  🙂

  • Acompañé a alguien a una tienda de lujo a comprar unos regalos caros costosos. Apenas llegamos nos atendió la dependiente y comenzó a mostrarnos cosas como si tuviésemos una tarjeta de crédito platino en la frente. No nos preguntó presupuesto hasta bien entrada la conversación y sacó mil cosas con la misma buena disposición como nos mostró las primeras. Estuvimos como 2 horas viendo opciones y cambiando de opinión mil veces y ella súper paciente y amable no sólo con nosotras sino con otros clientes que entraban a preguntar y espantarse con los precios.

Soy bien exigente con el servicio y debo decir que me encantó todo de esta vendedora, hasta las palabras que usaba eran fashion jajaja y era panameña!

Si algún día me soooooobra la plata y no tengo nada más que comprar iré allí seguramente…no, no creo. 😉

¿Creen que tenemos esperanza? ¿Llegará el día en que no nos sorprendamos cuando un panameño nos atienda bien?