Trabajar desde casa


Tengo poco más de dos años trabajando 100% desde casa y antes de eso unos tal vez 6 más de tener un horario flexible que me permitía quedarme algunos días trabajando de casa o comenzaba a trabajar en mi casa y manejaba a la oficina cuando bajaba el tráfico.

Yo creo que a la gente le cuesta creer que en verdad uno trabaja y aunque muchas veces el horario me permite más flexibilidad de la que probablemente tendría en una oficina, no quiere decir que no estoy haciendo nada. Tuve que educar sobre esto y creo que hemos avanzado bastante.

Hoy se hizo viral un video de un profesor que daba a la BBC una video entrevista por Skype sobre la situación del impeachment en Corea del Sur y sus hijos entraron a la oficina. El entrevistado se veía súper apenado y lo entiendo perfectamente. Me identifico con el pero he visto el video como 25 veces y todas las veces me río como si fuera la primera vez. 🙂

Por suerte en mi caso nunca tengo video conferencias, incluso tengo la cámara tapada por si llegara a activarse por error, así a lo Mark Zuckerberg

En mis llamadas sólo me ha pasado la de los perros ladrando, algunos pajaritos y una que otra vez el tipo que viene del interior con tierra, mandarinas, merecedoras, etc. pero como soy buena interlocutora si no me toca hablar tengo puesto el mute. Lo bueno es que creo que la gran mayoría de la gente con la que trabajo están igual que yo trabajando desde su casa entonces a veces oigo perros, gatos, bebés, etcétera.

Hace años una amiga de Colombia que fue de las primeras personas que conocí que trabajaban remoto me dijo que ella se arregla todos los días para trabajar. Supongo que no anda en tacones y maquillaje pero seguro no está tan desarreglada fashion como yo. Me imagino que viviendo en un lugar tan fresco debe ser bien cómodo. Yo en cambio, cuando el calor se pone imposible considero seguir los pasos de mi perra y acostarme en el piso fresco. 😉

Como tengo llamadas y hay días que son un montón, no puedo irme a algún café o restaurante a trabajar porque el ruido es demasiado así que ni modo, desde casita. Al menos ya compré por Internet unos audífonos inalámbricos BBB para poder despegarme un poco de la silla durante las llamadas.

Tu que trabajas desde casa, ¿qué anécdota puedes compartir?

Format!


Que susto! Hace rato tenía pendiente formatear mi celular porque estaba super corto de espacio. Finalmente el fin de semana me decidí a hacerlo…y recordé por qué me había demorado tanto en hacerlo: el bendito Google Authenticator. La vez anterior eso también me dio dolores de cabeza y esta vez no sería la excepción. 

La principal causa de esto es que por alguna razón la mayoría de esos SMS que te envían las aplicaciones para verificar tu teléfono o tu identidad a mi no me llegan. No se si es mi operador o que yo me cambié de operador y algo quedó colgado en el proceso o no se. El punto es que la mayoría de las veces no recibo nada más que una rabia.

Fue una complicación entrar a mi cuenta de Google para continuar con la instalación, tuve que poner el SIM en otro celular para recibir la llamada con el código y así seguir. Cuando llegué a WordPress fue otra lucha y hasta ahora lo resuelvo. A ver si la siguiente vez sale todo perfecto.

He descubierto nuevas funciones del celular que no sabía que existían y la integración con mi Garmin es mucho mejor. No puedo creer que la falta de espacio, el eterno problema de los smartphones, me mantuviera al margen de todo esto. Lo bueno de esto es que siento como si tuviese un celular nuevo. 😉

Perdida en el tiempo


Me pasó una cosa super extraña la semana pasada.

Como me está costando despertarme por la mañana, además del celular llevo días también con la alarma en mi reloj de pulsera. Es un reloj de ‘actividad’ que agarra GPS y toda la pifia.

Normalmente el reloj hace un buen trabajo en despertarme.
Por alguna razón me desperté y vi todo muy claro. Pensé que había retrasado las alarmas pero veo mi reloj y dice 5:30am, miro el celular para confirmar y dice lo mismo. En medio de mi sueño, y repentina alegría por tener otros 30 minutos de sueño, recuerdo pensar que ese terremoto de Ecuador tuvo que haber afectado bastante la rotación de la tierra. Volví a dormir.

A las 6am me despierta la alarma del celular. Miro mi reloj de pulsera, que no sonó la alarma y dice 6am, y comienza mi día. Preparo todo para comenzar a trabajar y pienso que estoy super a tiempo para mi llamada de las 7:30am. Woohoo!

Me siento frente a la computadora lista para mi llamada y estoy sola en la conferencia. El reloj de la computadora dice 8:18am. ¡¿Que qué?!

Le chateo a una amiga y me da la misma hora que mi computadora. Googleo ‘current time panama’ y lo mismo.

Reinicié el celular y el reloj y después de arrancar nuevamente con la hora loca se acomodaron finalmente después después unos minutos.

¿Qué pasó? No lo se pero nunca me había pasado. Lo que si se es que le reemplacé la batería a mi reloj ‘old school’ por si las moscas.

¿Les ha ocurrido algo así?

Creo que no soy buena fan


Una vez hace como año y medio, Andrés compartió un link para un video de YouTube. No recuerdo ya cual era pero lo estaba mirando en la TV, una vez se terminó ese comenzó otro y otro y otro video del mismo canal. Me gustaron y me puse a investigar sobre el dueño del canal, era Casey Neistat. Busqué más videos y encontré uno que había visto tiempo atrás llamado Calorie Detective. Para cuando vi el video de Draw my Life quedé enganchada: me suscribí a su canal y desde entonces soy fan. 🙂

Me parece genial que un tipo que no ha terminado ni la secundaria, que a los 17 ya era papá y vivía de la asistencia social decidió arriesgarlo todo para perseguir su sueño. Cuántos de nosotros lo pensamos mil veces y al final no tomamos las oportunidades por tener miedo?

Hace casi un año el amigo Casey anunció que para no perder la costumbre de hacer películas o videos iba a hacer vlogs diarios. También los veo a diario o a veces los acumulo y los veo en una sentada.

Recién anunciaron que iba a participar en el Blogger & Influencer Week, qué cool! Finalmente salió el calendario y no lo vi por ningún lado, luego salió otra vez y salieron los precios… $300 por el paquete completo y $100 por un solo día. Guat?! Ok, tal vez no soy tan fan. Ja!

Creo que hubo cambio de fecha y luego lo anunciaron para el sábado en el Foodie Fest, que era gratis pero para su conferencia cobrarían $100 (?!) Pues nada, tocaría ir de bandit y llegar al Foodie Fest aunque fuera a verlo llegar? Sola o acompañada.

Fui sola a la Cinta Costera 3, al rato llegó mi hermana y le di la misión de tomarme una foto. Me encontré con otro amigo que estaba en las mismas que yo, esperando la ocasión para al menos un selfie.

Finalmente como a las 8:30pm comenzó a hablar Casey y calculo que habríamos como 100 personas a lo mucho. Al final dijeron que nos podíamos tomar selfies y el hombre se tomó fotos con todo el mundo. Me tomé mi selfie (claramente debo trabajar en mis skills en este tema) y luego una con mi hermana. Al final hasta nos tomamos foto con Candice y listo. Misión cumplida!

Estaba pensando si me iba a decepcionar y el tipo era un divo o medio antipático pero felizmente pareció buena gente y la esposa también. Creo que les gustó Panamá y entre los 3 videos de aquí que subió llevan hasta este momento solamente como 3M de vistas. Buena promoción para Panamá. 🙂

Aquí les dejo algunas fotos y los links a los videos que hizo desde Panamá.

IMG-20160220-WA0017 IMG-20160220-WA0016

Video 1: 

Video 2:

Video 3:

Y ese fue mi sábado.

Renové mi pasaporte (parte 2)


Hace 5 años fui a renovar mi pasaporte y la experiencia fue tan increíblemente mala que tuve que escribir un post aquí. En ese trámite perdí un día de trabajo. Lo único bueno fue que al final me comí unas torrejitas con queso blanco en los difuntos “cuara y cuara”.

Pronto voy a viajar y tengo que renovar mi pasaporte otra vez. De sólo pensarlo me daba hasta dolor de estómago sobre todo porque la Dirección de Pasaportes se mudó y salían en la TV las largas filas de gente madrugando y quejándose. Pero toca renovarlo y aguantarse.

Mi plan era ir con mi mamá para que en caso de no encontrar estacionamiento ella se lleve el carro y luego me busque. Perfecto.

Fuimos como a las 11am y llegamos a calle 50 que ya (o todavía?) está apretada como si fueran las 5pm de un viernes. La fila para doblar a la izquierda y entrar a la calle donde voy es larga y no se mueve. Finalmente entro a la calle y me toma como 10 minutos avanzar tal vez 30 metros. Me meto en el primer estacionamiento público (de pago) que veo pues prefiero pagar y estacionarme que seguir atorada en el tráfico y sin hacer mi mandado.

Llego a la Dirección de Pasaportes y el seguridad me saluda y amablemente me pide abrir la cartera. Me pregunta que trámite voy a hacer y me manda a hablar con un señor. El señor te pregunta qué vas a hacer y te da un papelito y te manda a sentar. Ni bien me siento y me llaman a la posición 1. Saludo a la señora, me pregunta mis datos, me toma la foto, me la muestra a ver si me gusta, hablamos un poquito y me dice que tengo que volver al día siguiente a buscarlo. Me da el recibo de caja y voy a pagar. Ahora aceptan tarjetas de crédito y clave: éxito. Salgo.

En total fueron como 10 minutos. Más tiempo me tomó manejar en esa calle que todo el trámite así que decido irlo a buscar en el metro y fue la mejor decisión que pude tomar.

Para buscar el pasaporte si tuve que esperar más pero también fueron como 15 minutos.  Ahora me arrepiento de no haber llenado una encuesta de satisfacción. No todos los días uno va a una institución pública y te atienden tan bien. A veces ni en la empresa privada.

¡Felicidades a la Dirección de Pasaportes y sus funcionarios! 🙂

Historia del mundo


Hoy escuché a Diana Uribe hablar de líderes en la historia: Churchill,  Gandhi y Mandela. Como siempre, quiero que sea mi amiga y pasar largas sobremesas oyendo sus cuentos.

Si alguna vez tienen oportunidad de escuchar el programa de radio de Diana Uribe en Radio Panamá los sábados y domingos por la mañana se los recomiendo. O pueden entrar a su página. O bien, si viene a Panamá háganse el favor y vayan a verla…o mejor no vayan que así garantizo que encontraré cupo para mi. 😉

En la escuela la verdad no recuerdo que me interesara mucho la historia aunque la geografía me interesaba un poquito más. (Luego, varios años después cuando viajé a Europa y no tenía ni idea de nada y estaba perdida en el espacio en los tours cuando hablaban de acontecimientos históricos que como mínimo cuentos debe uno saber lo basico me di cuenta que tenía una deficiencia seria en conocimientos históricos.)

Cuando estaba en la escuela la Profesora Bélgica hacía la clase interesante, sobre todo Historia de Panamá. Nunca se lo dije pero cuando la pusieron de subdirectora sentí que los estudiantes perdimos, hubiese sido muy chévere dar Historia de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos con ella.

En la universidad, el Profesor Jorge Kam Ríos de Panamá en el Mundo Americano me encantaba también. Hubiese podido dar la clase varias veces. Recuerdo que en esos tiempos estaba tan entusiasmada con su clase, que era una materia creo que de las generales, que leí la novela de Jorge Thomas “Entre el cielo y la tierra” (rayos, en Amazon lo venden en +$2000 USD???) porque vi a alguien en la universidad leerla. Resulta que hablaba cosas del Panamá de antaño y del “Incidente de la Tajada de Sandía“. Me encantó y se las recomiendo.

De pronto soy geek y me interesan cosas aburridas pero no comprendo cómo puede uno andar por la vida sin saber qué ha pasado y por qué estamos como estamos. ¿Tal vez lo que falta es gente que te cuente la historia como si ellos hubiesen estado allí y te están echando el cuento? ¿Qué opinan?

Cutarras nuevas


20150627_162052

Bajada de Salsipuedes

Tenía pendiente esto desde hace rato y no habíamos podido concretar pero finalmente la semana pasada fuimos a Salsipuedes para hacernos unas cutarras. Precisamente esa semana fue noticia porque el Municipio de Panamá comenzó el proceso de renovar la Bajada de Salsipuedes al limpiar el área, arreglar la calle e instalar modernos quioscos.

El punto es que fuimos donde Don Tacho y nos hizo cutarras a todos. El proceso es bastante rápido pero te las tienes que dejar puestas hasta que seque el cuero.

Resumen fotográfico para que pensemos que es bien fácil de hacer:

20150627_152152

Primero se corta la suela de cuero

20150627_155247

Hacer los huecos por donde pasan las tiras

20150627_154248

Enjaretar las tiras de cuero

20150627_154722

¡Tadá!

Este “video” lo hice en Google Photos con algunas de las fotos y videos que tomé cuando me hacían las cutarras. Creo que lo explica mejor que las fotos. Está en vertical porque lo saqué de Snapchat.

Después fuimos al Café Coca-Cola por capuchino y emparedados y de vuelta a casa.

20150627_165534

En el famoso Café Coca-Cola

20150627_171755

Torre de espuma, muerte de baristas