Archivo de la categoría: Fun

Estamos como Evelio


Hace poco viajamos a Colón con la intención de conocer el Fuerte de San Lorenzo pero salimos tarde de Panamá y además paramos a ver el Centro de Observación de la Ampliación en Colón, vimos las películas y tomamos un par de fotos a los trabajos de ampliación.

Esperando

Esperando para cruzar Gatún

Ampliación

Ampliación en el Atlántico

El asunto es que cuando finalmente nos encaminamos a Sherman para ir a San Lorenzo eran casi las 5pm. Llegamos a la entrada donde está la garita de ANAM nos detiene el funcionario. A continuación más o menos como fue la conversación:

Funcionario (F): Buenas tardes. ¿Hacia dónde van?

Yo: Buenas, vamos a San Lorenzo.

F: Ajo, a esta hora esta Lola. [pausa] ¿Sabe qué es Lola?

Yo: [poker face] Si, los ladrones.

F: Así es, los ladrones. Así que yo les diría que otro día vengan más temprano. Están como Evelio. [pausa]

Yo: [carcajada explosiva] jajaja ¿Llegamos tarde?

F: Así es… la rumba acabó…

Me pasé toda la siguiente semana riéndome cuando me acordaba de eso y le conté a todo el que podía contarle y a algunos se lo conté varias veces.

Será una bobería pero me causó tanta gracia que hablara haciendo referencia a canciones que realmente no me importó mucho que nos rebotara en la entrada del parque porque definitivamente habíamos llegado después del cierre. He estado en situaciones similares y la persona se maneja con tan mala actitud que uno termina malhumorado. Esta vez me puso una sonrisa que me duró varios días.

Evidentemente no me iba a arriesgar a ir, el Fuerte no se va a ir a ningún lado y ya habrá chance para ir.

Al final fuimos a tomarnos algo y disfrutar la vista en la marina de Sherman.

The Dock

The Dock @ Shelter Bay Marina, Sherman

Por si no conocen la canción a la que se refería el funcionario, aquí se las pongo:

Anuncios

El Valle Ultra 2013


Creo que desde que conozco a mis amigos de Fondito™ hablan con cariño de esta carrera. Es más, este año hubo una para el día de mi cumpleaños y para variar no había entrenado así que al final no fui. Cuando dijeron que habría una nueva versión y con 10km, 25km y 50km que encima era el 10 de noviembre siendo el 11 feriado, pues tenía que ir.

Me ha faltado mucha constancia para entrenar en cualquier disciplina y esta vez no fue la excepción así que me hice el reality check y me fui por los 10km que en verdad eran 12km. Una amiga me acompañaría a “inaugurar” El Valle y previo a la fecha fui con ella varias veces al Parque Metropolitano y a Pipeline. Creo que ya les he comentado que aún no le tengo amor a correr pero que prefiero correr en trillos que en la calle, lejos. ♥

En fin, que se armó un grupo para ir a El Valle, hospedaje arreglado y todos listos para ir. Se suponía que todos menos nosotras dos iban en 25km aunque a última hora uno se cambió para 50km…que no se diga que la presión de grupo siempre es mala. 😉

El jueves pasado fue el congresillo donde dieron algunas indicaciones y se entregaron los kits que por cierto, me parece que fue mejor que los de otras carreras a las que he ido (conste que no voy a todas las carreras) pues traía hasta dos paquetes de pasta, gels, pañitos húmedos y una toallita bien hipster. Lastimosamente mi kit no trajo toallita 😦

Llegué a El Valle el sábado por la noche y de allí directo a un pasta dinner con comida excelente y buena compañía.

Eeeen fin, se vino el día de la carrera y partimos desde el Hotel Campestre bajando por esa calle más o menos dos kilómetros para luego entrar ya por caminitos más agrestes. Casi desde que salimos me arrepentí de no haber entrenado todos los días que me fui a la casa directo de la oficina en vez de hacer ejercicios. Muy tarde para esto, no?

Yo traía una mochilita con vejiga de agua llena de agua y algunos snacks que no me comí. En los puntos de hidratación se daría agua y bebida hidratante pero cada uno era responsable de llevar su contenedor, vaso, termo, botella para rellenar. La idea de esto era dejar la menor huella posible en los senderos, lástima que alguna gente no piense igual o crea que está bien tirar los paquetes de gel al piso en vez de cargar con ellos hasta la meta o al menos hasta el siguiente punto de hidratación.

Mi plan era ir a conocer y pasear, lógicamente no iba a ganar así que me tomaría mi tiempo y disfrutaría del paisaje; definitivamente lo ideal hubiese sido tener mejores condiciones pero decir eso ya es llover sobre mojado. 😛

Había llovido mucho los días antes e incluso el sábado llovió así como también por la madrugada así que estaba mentalizada para lodo y más lodo pero creo que al menos en mi ruta, no estaba tan enlodado. Aunque de todos modos no creo que alguien vaya a un trillo pensando que no se va a enlodar, o si?

EVTR

La ruta

La vista desde La Silla, insuperable. Súper chévere encontrarse con los amigos de 25km en el camino. El punto de retorno de lo más cómico con un señor en una sillita en medio de un caminito en el cerro, libreta en mano anotando los números de los participantes. Estando allí en medio de sesiones de foto improvisadas, llegó el puntero de los 50km que ya iba por su segunda vuelta; aclaro que ellos comenzaron como 2 horas antes que los de 25 y 10/12.

El Valle Ultra 2013

El retorno 🙂

El Valle Ultra 2013

Ven la cruz en lo alto del cerro?

La cruz no era parte de la ruta pero ya que uno de los objetivos era pasear y pasarla bien pues a la cruz subimos. Subir no fue tan difícil como bajar, como siempre. Ya luego de la cruz emprendimos el regreso siendo oficialmente las últimas de 10 a.k.a. 12km en camino. Nos encontramos ahí a los siguientes de los 50km, o sea que el primero les llevaba buena ventaja. Mis respetos a los que corren como cohetes en esos trillos.

El Valle Ultra 2013

El regreso se me hizo corto pero no menos difícil aunque fuera en bajada. También puede ser que sea floja y le temo a las caídas.

Al llegar nos recibieron con una cervecita y algo de comida que me supo a gloria. Luego a esperar al resto para ir a comer.

La ruta me gustó, estaba bien marcada y donde podía haber dudas había voluntarios dirigiendo. Había buena hidratación también y aunque mi ruta era cortita escuché los mismos comentarios de los demás. Buen trabajo. 🙂

Fue un excelente fin de semana. Espero celebrar mi próximo cumpleaños con 25km en El Valle con Fondito. ¡Sí que sí! …sin presión. 😉

El Valle Ultra 2013

¿Ven las libélulas?

Aquí hay más fotos de esta carrera.

Actualización: Dice Miguel que no habrá versión en abril. Ahora tengo la disyuntiva: celebro el cumpleaños comiendo o lo celebro en noviembre y me mantengo más tiempo con mi actual edad? Jajajaja :p

Necesito ideas.


Cuando repartieron los talentos, yo llegué tarde a la fila para manualidades. En la escuela me iba regular en los viernes de “manual arts” pero en Educación para el Hogar me iba fatal. 🙂

Les cuento estas intimidades porque hace unos meses compré una lámpara bonita, y baratísima, en un outlet. Tan barata que el foco salió más caro que la lámpara. No tenía gran defecto, sólo un rayón con pluma y una mancha como de goma de alguna etiqueta que le pusieron en la pantalla. Con el tiempo y el calor la pantalla se ha dañado al punto que ahora ofrece un aspecto bastante penoso.

DIY

Un poco majadita

He decidido que a pesar que probablemente gaste más dinero que lo que me costó la lámpara, voy a renovarla. Creo que debe ser un proyecto sencillo e interesante y al final me quedará algo bonito. Si no me gusta, siempre puedo volver a hacerlo.

Aquí es donde necesito de su ayuda: necesito ideas de qué puedo hacer con la pantalla. Es rectangular y una vez quite las cintas sólo quedará el armazón.

Espero que se inspiren y me den ideas. Gracias!

DIY

Armazón rectangular

Domingo deportivo?


Para mi, casi que lo peor de hacer deporte es madrugar. No se si es que he perdido la costumbre o que ya estoy viejita para eso o qué pero me cuesta levantarme en un sólo envión, sobre todo cuando el sol aún no se aparece.

madrutweet

Hoy me lo tomé con calma y fui con Saskia a Pipeline Road (Camino del Oleoducto) en el Parque Nacional Soberanía. En el camino a Gamboa vimos bastantes ciclistas y corredores entrenando. Ya pronto viene la media maratón de Gamboa y se nota. Volviendo a los ciclistas, urge educación vial para ciclistas y conductores, o tal vez sólo falte sentido común.

Pipeline!

Es la segunda vez que voy a este sendero y me gusta, tiene muchas lomas pero no hay que estar esquivando muchos obstáculos. Hoy había varios tramos bien llenos de lodo pero nada que no se pudiera pasar; además quién va a trotar a un trillo y espera no ensuciarse?

El plan original era llegar al puente de los 4.2km (Frijolito) y volver pero como caminamos más de lo que trotamos fuimos un poco más allá, al puente sobre el río Frijol.

Pipeline!

Puente sobre Frijol

Estos puentes dan un poco de susto. Caminando me da miedo de resbalar y 1) meter el pie en uno de esos huecos y fregarme o 2) que se me caiga algo y caerme. Por lo visto, el miedo es a caerme. Creo que los que pasan en carro no se dan cuenta de las tablas medio sueltas que hay. Dicen que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Pipeline!

Frijolito

Confieso que no he llegado, ni se si llegaré al punto de sentir que “correr es mi terapia” o “correr me relaja”. ¡No! No me veo así, para nada. Pero, si prefiero correr en trillos porque al menos el paisaje cambia y de pronto te encuentras a algún animalito y si tienes mi suerte vas con una bióloga que te cuenta cosas sobre lo que ves.  🙂

Hoy nos encontramos un grupo de monos aulladores. Nos paramos a verlos y uno decidió cruzar al otro lado del camino; suerte que lo hizo por las ramas porque de llegar al piso ya me vería yo corriendo como una veleta para escapar. ¡Ja!

Pipeline!

Por acá andaba el mono.

Ya casi finalizando vi esto en el piso. Parecía una pulsera peluda pero aparentemente eran unas orugas caminando el fila india. Bien curioso.

Pipeline!

¿Ven los puntitos rojos? Es la cabeza. Formación de uno en fondo. 🙂

Para que tengan una idea del sitio les pongo la foto del mapa que registró mi Garmin. Creo que no les da mucha indicación de lugar pero si de que uno corre en medio del monte.

Pipeline

Después paramos a desayunar (eran ya casi las 1200) y nos encontramos a unos ciclistas. Echando cuentos terminé acordando que mañana iré a que me midan a ver qué tamaño de bicicleta de ruta usaría y ver si consigo una de segunda para ver si me gusta el deporte y comienzo a entrenar.  Y yo que al principio de este post dije que eso de madrugar no va conmigo, todo indica que estoy lejos de buscarme deportes de no madrugadores. 😉

2012: mi blog en resumen


The WordPress.com stats helper monkeys prepared a 2012 annual report for this blog.

Here’s an excerpt:

600 people reached the top of Mt. Everest in 2012. This blog got about 4,600 views in 2012. If every person who reached the top of Mt. Everest viewed this blog, it would have taken 8 years to get that many views.

Click here to see the complete report.

Si, me gusta la cerveza.


No soy de mucho tomar, o más bien, soy de tomar moderadamente.

El otro día volvía de la oficina y paré en Felipe Motta Wine Store a ver si compraba algún vino para acompañar las películas del fin de semana. Justo en la entrada había un chico dando a probar vino, me sirvió una copa y me puse a dar vueltas por la tienda. Me gustó el vino y volví para preguntar bien cuál era para llevarlo y me volvió a servir y seguí caminando.

Al final, y después de como 20 minutos dando vueltas por la tienda, terminé llevando 2 cervezas Mahou cinco estrellas.

Por qué comento esto?

Cuando me fui para Madrid no tomaba casi nada de nada y mucho menos me gustaba la cerveza (puaf!) pero cuando uno anda con presupuesto de estudiante hay que pensarlo dos veces antes de gastar. Resulta que, en aquellos tiempos al menos, beber cerveza era mucho más barato que beberte una Coca-Cola así que tuve que hacer el esfuerzo y comenzar a encontrarle el gusto.

Cuando era pequeña me daba la impresión que las mujeres no tomaban cerveza. No se si tenía que ver con eso el eslogan de Balboa: Balboa, sólo para hombres. Qué qué?

Una ventaja que tiene la cerveza es que siempre sabe igual, hay pocas probabilidades que te toca una mala. Si estás en una fiesta o en un bar como estás bebiendo cerveza sabes que nadie va a meter su mano que quién sabe dónde estuvo en el hielo y por ende en tu trago. En los bares a veces te cuelan gato por liebre en los tragos (conocido como garrafón) y con la cerveza eso es muy difícil. Y… la cerveza, a menos que vayas a una matanza o un baile en el interior, no te la van a dar con hielo jamás. 🙂

En España puedes comprar tu combo de McDonald’s con cerveza en vez de soda y puedes tomar cerveza o vino en el almuerzo y nadie te mira raro como aquí. Los domingos son para ir al Rastro, pasear por La Latina y tomarte unas cañitas con los amigos.

Ivan?

Con Iván en el Rastro

Por cierto, aquí está la definición de caña de la RAE. Especial atención a los puntos 7 al 9.

No puedes ir a Alemania sin tomarte una cerveza en un biergarten. No puedes ir a Alemania sin tomarte una cerveza. Punto.

Biergarten

Biergarten

Cuando fui a Amsterdam una de las paradas fue para visitar la  Heineken Experience y ver el proceso de fabricación. Hasta tengo una botella con mi nombre. 🙂

Mi botella personalizada

Esa soy yo!

Según yo, la cerveza es más natural que otras cosas, por aquello de la Ley de la Pureza y estudios indican que el consumo moderado de cerveza después del ejercicio es beneficioso y ayuda en la hidratación incluso igual que el agua. No me creen? Miren aquí y pongan especial atención a lo que dice Manuel Castillo en el video.

Ah, también me gusta el vino. Y ahora me gusta más el vino blanco.

Y a ti, qué te gusta?

Prost! 🙂

Amsterdam


24 de marzo al 26 de marzo de 2012

Iamsterdam

Iamsterdam

Después de dejar Brujas nos dirigimos a Amsterdam. Esta ciudad estaba hace años en mi lista de sitios para visitar y finalmente se daba la oportunidad. 🙂

Algo curioso es que llegamos temprano a la estación de tren de Brujas y nos sentamos en una caseta a esperar el tren cuando una señora con el típico look europeo comienza a hablarnos en español.

El tren no iba directo de Brujas a Amsterdam sino que en Bruselas hacíamos “escala” y cambio de tren. Pues resulta que en el tren de Bruselas a Amsterdam estamos hablando entre nosotras de lo más normal y creo que incluso comentamos algo de una señora que estaba sentada del otro lado del pasillo y zas! la señora también hablaba español jajaja! Dijo que estaba contenta porque estaba escuchando el idioma y que ella se pasaba el verano en España y que en su casa le gustaba ver TVE.

Moraleja: nunca asumir que porque estás del otro lado del mundo la gente no entiende tu idioma. Lo bueno es que no hablamos nada malo, creo. 😉

Finalmente llegamos a Amsterdam! De antemano le había dicho a los anfitriones a qué hora llegaríamos a la ciudad para encontrarnos en el apartamento y que nos dieran las llaves. El apartamento también lo conseguí a través de Airbnb. Leo, el anfitrión con el que me había estado comunicando me dio instrucciones exactas de cómo llegar usando el transporte público. Pero antes, había que comprar la tarjeta de descuento Iamsterdam y para eso había que hacer fila en la bulliciosa oficina de turismo frente a la estación del tren.

Qué bueno que había leído bastante sobre hospedaje en Amsterdam y ya sabía que como los edificios son tan angostos las escaleras tienden a ser empinadas. Igual, qué sorpresa cuando abrimos la puerta del edificio y nos recibe una escalera como de más de 45° de inclinación. Una vez en el apartamento Leo toma un mapa y nos va ubicando en la ciudad: “estamos aquí”, “los museos están acá”, “red light district es aquí”. Genial!

Escalera

Essscalera

El apartamento era como en las fotos, luego descubrimos que está en una calle de tiendas fashion tipo D&G, Massimo Dutti, etc. A un par de cuadras estaba el Vondelpark y el Museumplein.

Otra vez, creo que la tarjeta fue una buena compra porque incluía transporte público igual que entradas gratis en museos y descuento en distintos sitios. Esta tarjeta también traía una guía con información de los sitios de interés y cómo llegar a ellos. Lo que no estaba en la guía lo buscaba yo por Internet o le escribía a los anfitriones y ellos nos decían cómo llegar.

Como llegamos medio de día nos pusimos a dar vueltas por ahí y llegamos a comer en un chiringuito en una esquina que ya estaba medio cerrando. Parecía un negocio familiar y creo que eran árabes o algo por el estilo. En fin, wow! Que bueno y qué BBB! Se llama Broodje Bert y acabo de descubrir que tiene tan buenos reviews que está de #13 de 1560 restaurantes en Amsterdam en Trip Advisor. WIN! 😀

Menú de Broodje Bert

Menú de Broodje Bert

La verdad es que caminamos un montón y hay tantos canales que no puedo decir qué tanto o por dónde caminamos. Ay mis pies!

Van Gogh Museum: la tarjeta Iamsterdam nos permitió colarnos ahorrarnos la fila y entrar directamente al museo. Aunque no soy muy fan de las pinturas, justamente mi pintor favorito es Van Gogh. ❤

No permitían tomar fotos y como soy muy juiciosa no saqué mi cámara. Ahora que lo pienso, hasta sapeé a un señor que andaba por ahí tomando fotos como si nada. jaja si yo no podía nadie más podía!

Van Gogh Museum

Número única foto del museo

Anne Frank House: probablemente está entre las 3 cosas más me impresionaron en todo el paseo. La tarjeta de descuento no incluía este museo y buscándolo en Google maps vimos la fila afuera. Como cerraban a las 9pm decidimos ir de noche para evitar las filas así que no tuvimos que esperar tanto para entrar.

El museo está en lo que era la casa donde Ana y 7 personas más estuvieron ocultos por 2 años. Aún ahora que estoy escribiendo esto, después de haber ido hace ya 5 meses me impresiono. Creo que el feeling de todos era el mismo, había un silencio impresionante y creo que todos salimos de allí con el corazón encogido. Si van a Amsterdam tienen que ir a este sitio. No tengo más que decir.

Anne Frank

Anne Frank

Heineken Experience: si, a mi me gusta la cerveza y eso es material de otro post pero uno no puede ir a Amsterdam sin visitar la Heineken. Es un museo interactivo/cervecería que hablan de la historia de Heineken, cómo se hace la cerveza y demás. Al final de la visita te brindan una Heineken y te explican cómo se debe tomar la cerveza (sorbos largos para no tragar espuma) y por qué es importante la espuma (para mantener las burbujas en la cerveza).

Después tienes la opción de que te lleven a una tienda en otro sitio donde te dan un regalito y de paso te llevaron a pasear por uno de los canales.

Mi botella personalizada

Mía!

Salud!

Salud!

Red-light district: otro sitio a visitar si vas a Amsterdam, digo yo. Fuimos en la tardecita, entramos por un callejoncito como de un metro de ancho y había ventanales con las mujeres ahí bailando y eso. Había muchas “cortinas” cerradas así que asumo que estaban ocupados. También el olor a marihuana era fuerte.

A las mujeres no les gusta que le tomes fotos, no entiendo por qué si están en una vitrina exhibidas. No se si es que están a escondidas o si son tan sofisticadas que cuidan de su imagen así tipo derecho de autor, ni idea.

La cosa es que vimos y podemos decir que fuimos. Tachado de la lista de cosas por hacer.

Amsterdam red-light district

Red-light district

Como habíamos pagado la tarjeta tratamos de sacarle el jugo al máximo, fuimos a un museo del diamante y tomamos un tour por los canales. Creo que compensamos el valor de la tarjeta.

Les dejo una foto del estacionamiento de bicicletas de Amsterdam Centraal. De aquí vamos a Berlín.

Bicicletas, bicicletas, bicicletas...

Bicicletas, bicicletas, bicicletas…