Si, me gusta la cerveza.


No soy de mucho tomar, o más bien, soy de tomar moderadamente.

El otro día volvía de la oficina y paré en Felipe Motta Wine Store a ver si compraba algún vino para acompañar las películas del fin de semana. Justo en la entrada había un chico dando a probar vino, me sirvió una copa y me puse a dar vueltas por la tienda. Me gustó el vino y volví para preguntar bien cuál era para llevarlo y me volvió a servir y seguí caminando.

Al final, y después de como 20 minutos dando vueltas por la tienda, terminé llevando 2 cervezas Mahou cinco estrellas.

Por qué comento esto?

Cuando me fui para Madrid no tomaba casi nada de nada y mucho menos me gustaba la cerveza (puaf!) pero cuando uno anda con presupuesto de estudiante hay que pensarlo dos veces antes de gastar. Resulta que, en aquellos tiempos al menos, beber cerveza era mucho más barato que beberte una Coca-Cola así que tuve que hacer el esfuerzo y comenzar a encontrarle el gusto.

Cuando era pequeña me daba la impresión que las mujeres no tomaban cerveza. No se si tenía que ver con eso el eslogan de Balboa: Balboa, sólo para hombres. Qué qué?

Una ventaja que tiene la cerveza es que siempre sabe igual, hay pocas probabilidades que te toca una mala. Si estás en una fiesta o en un bar como estás bebiendo cerveza sabes que nadie va a meter su mano que quién sabe dónde estuvo en el hielo y por ende en tu trago. En los bares a veces te cuelan gato por liebre en los tragos (conocido como garrafón) y con la cerveza eso es muy difícil. Y… la cerveza, a menos que vayas a una matanza o un baile en el interior, no te la van a dar con hielo jamás. 🙂

En España puedes comprar tu combo de McDonald’s con cerveza en vez de soda y puedes tomar cerveza o vino en el almuerzo y nadie te mira raro como aquí. Los domingos son para ir al Rastro, pasear por La Latina y tomarte unas cañitas con los amigos.

Ivan?

Con Iván en el Rastro

Por cierto, aquí está la definición de caña de la RAE. Especial atención a los puntos 7 al 9.

No puedes ir a Alemania sin tomarte una cerveza en un biergarten. No puedes ir a Alemania sin tomarte una cerveza. Punto.

Biergarten

Biergarten

Cuando fui a Amsterdam una de las paradas fue para visitar la  Heineken Experience y ver el proceso de fabricación. Hasta tengo una botella con mi nombre. 🙂

Mi botella personalizada

Esa soy yo!

Según yo, la cerveza es más natural que otras cosas, por aquello de la Ley de la Pureza y estudios indican que el consumo moderado de cerveza después del ejercicio es beneficioso y ayuda en la hidratación incluso igual que el agua. No me creen? Miren aquí y pongan especial atención a lo que dice Manuel Castillo en el video.

Ah, también me gusta el vino. Y ahora me gusta más el vino blanco.

Y a ti, qué te gusta?

Prost! 🙂

Anuncios

2 pensamientos en “Si, me gusta la cerveza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s