Archivo del Autor: Tatiana

Reserva Forestal La Yeguada


Desde que en algún sitio vi una foto de La Yeguada, tenía ganas de ir. La poca gente que conozco que había ido me decía que merece la pena ir y alguien más me dijo que la carretera estaba buena. Finalmente se presentó la oportunidad.

Unos amigos estaban acampando allá y decidimos llegar a visitar el domingo. Nos armamos con la Guía de Viajes Almanaque Azul para seguir indicaciones sobre cómo llegar. Hay dos formas para llegar: por Santiago y por Jagüito. Nosotros fuimos por Jagüito, me pareció mejor que ir hasta Santiago y luego entrar y no se si alguna de las dos formas es más corta y mejor que la otra.

Como les decía, entramos por Jagüito y seguimos y seguimos. Sabía que había que pasar por Calobre para ir a La Yeguada pero no había nada que indicara que íbamos en la vía correcta. Pasamos Jagüito, Llano Sánchez, Llano Santo (?) y otros pueblos más hasta que finalmente llegamos a un letrero que indicaba la dirección hacia La Yeguada. Creo que en ese punto llegaba también la carretera desde Santiago. La calle está bien, hay huecos, más que los que hay en la Ciudad de Panamá (tristemente) pero yo fui en mi carrito y no era nada que no pudiera superar. Hay bastantes lomas que mi carro sufrió un poco pero realmente nada que me hiciera desistir del viaje.

Bienvenidos a Calobre

Bienvenidos a Calobre

Vamos en buen camino

Vamos en buen camino

Creo que a partir de este punto la carretera está realmente buena, un par de huecos pero nada del otro mundo. Llegamos a Calobre y quedaban 20km más de camino. En este punto ya estaba como los niños preguntándome constantemente “¿cuándo llegamos?”

20km!!!

20km más! 😦

La Yeguada

Llegamos… a La Yeguada (el pueblo)

Después de mucho manejar finalmente llegamos.

La Yeguada

Camping site

La entrada al parque cuesta $2 para los adultos panameños si vas de “pasa día”, creo que si vas a acampar cuesta $3 y creo que te cobran $5 por carpa. Quisiera darles más información pero la página de Anam ya no es tan amigable como antes. En esta página está lo que pude encontrar en la página de Anam. Aquí hay información que he sacado de la wiki de Al Aire Libre.

Los guardaparques muy amables, te dan indicaciones en la entrada y ahí pagas. Cuando pagas abren la cadena para que pases con tu carro. El sitio de acampada está muy limpio y bien mantenido. Hay una letrina y no vi duchas pero tampoco pregunté. El lago lógicamente es de agua dulce así que no se qué tanto necesito una ducha. Francamente después de ver las instalaciones siento que mis $2 fueron puestos en buen uso.

La Yeguada

Pinos

La Yeguada

Lago

Slackline @ La Yeguada

Slackline

Me contaron que un poco más adelante en la carretera hay una fonda/restaurante con buena comida a buen precio, para los que quieren acampar y no les interesa cocinar. Yo creo que parte del trip de la acampada es la cocinada pero cada quien a lo que le gusta.

La próxima vez que vaya tengo que acampar aquí, el sitio está muy bonito y bien mantenido.

Ya que había echado el paseo hasta allá fuimos también a ver la cascada y luego emprendimos el camino de vuelta a Aguadulce para cenar y volver a Panamá.

La Yeguada

Cascada

Sunset

Atardecer camino a casa

La cena fue en Aguadulce donde Johnny Tapia, hoy Johnny y los Manolitos. Una amiga tenía casa en Aguadulce y fuimos varias veces a comer allí, tenía rato de no ir y tenía ganas. También conocí a Johnny Tapia en persona. Si van a Aguadulce les recomiendo ir allí, es por la playa El Salado.

Donde Johnny Tapia

Buena forma de terminar un buen día

Más fotos en mi página de flickr aquí.

Conoce Panamá primero. 🙂

Estamos como Evelio


Hace poco viajamos a Colón con la intención de conocer el Fuerte de San Lorenzo pero salimos tarde de Panamá y además paramos a ver el Centro de Observación de la Ampliación en Colón, vimos las películas y tomamos un par de fotos a los trabajos de ampliación.

Esperando

Esperando para cruzar Gatún

Ampliación

Ampliación en el Atlántico

El asunto es que cuando finalmente nos encaminamos a Sherman para ir a San Lorenzo eran casi las 5pm. Llegamos a la entrada donde está la garita de ANAM nos detiene el funcionario. A continuación más o menos como fue la conversación:

Funcionario (F): Buenas tardes. ¿Hacia dónde van?

Yo: Buenas, vamos a San Lorenzo.

F: Ajo, a esta hora esta Lola. [pausa] ¿Sabe qué es Lola?

Yo: [poker face] Si, los ladrones.

F: Así es, los ladrones. Así que yo les diría que otro día vengan más temprano. Están como Evelio. [pausa]

Yo: [carcajada explosiva] jajaja ¿Llegamos tarde?

F: Así es… la rumba acabó…

Me pasé toda la siguiente semana riéndome cuando me acordaba de eso y le conté a todo el que podía contarle y a algunos se lo conté varias veces.

Será una bobería pero me causó tanta gracia que hablara haciendo referencia a canciones que realmente no me importó mucho que nos rebotara en la entrada del parque porque definitivamente habíamos llegado después del cierre. He estado en situaciones similares y la persona se maneja con tan mala actitud que uno termina malhumorado. Esta vez me puso una sonrisa que me duró varios días.

Evidentemente no me iba a arriesgar a ir, el Fuerte no se va a ir a ningún lado y ya habrá chance para ir.

Al final fuimos a tomarnos algo y disfrutar la vista en la marina de Sherman.

The Dock

The Dock @ Shelter Bay Marina, Sherman

Por si no conocen la canción a la que se refería el funcionario, aquí se las pongo:

Mi primer deseo


Hoy fue un día bonito pero difícil: reuní a un grupo de amigos de la escuela, trabajo y familia y nos organizamos para cumplir el deseo de una niña a través de la Fundación Pide un Deseo.

Como nunca había hecho algo de ese tipo le pedí ayuda a mi tweep @michihincapie y ella nos dio ideas sobre lo que podríamos hacer. En este caso, el deseo era tener ropa y juguetes así que hicimos una colecta entre todos y la llevaríamos de compras. Elegimos Multicentro porque generalmente no está muy lleno y tienen tiendas de departamentos que nos servirían para este tipo de actividad. Como hoy es día libre porque ayer fue Día de la Madre mis amigos estarían disponibles para acompañarnos también.

Tengo que admitir que al principio fue un poco difícil porque nosotros somos primerizos en esto y la niña estaba un poco abrumada. Por suerte estaba Michele con su nieta y Camila, de la fundación para romper el hielo y dar instrucciones. 🙂

Creo que fue buena idea reunirnos antes que llegaran así que elegimos algunas cosas que le fuimos mostrando y ella nos daba el yay o nay y así procedimos con la ropa y los zapatos. Ya para cuando llegamos a los zapatos la niña se estaba comenzando a sentir mal y mientras pagamos en el primer almacén otros se fueron con ella a comer y otro grupo fue a comprar juguetes y algo de ropa para la mamá. Comimos, nos tomamos un par de fotos y la llevé de vuelta a la Posada yo Tengo un Amigo de Fanlyc.

Fue un reto organizar todo vía chat pero estoy muy contenta porque todos mis amigos fueron -y fueron bien puntuales, lo cual es un logro! Me parece que ahora que sabemos mejor cómo funcionan las cosas y la condición de los niños podremos tener expectativas más reales si hacemos cuando hagamos otro deseo. Ya por ahí se sugirió que abramos una cuenta y cada cierto tiempo podemos cumplir un deseo u otro tipo de actividad; veremos.

Aún nos falta una parte del deseo pero eso es carpintería, como decía mi profesor de Matemáticas de la universidad.

Lo que si es seguro es que hoy todos hemos reflexionado mucho y vimos que aunque uno tiene sus problemas hay otras personas que no lo pasan tan bien y ves que lo que te pasa a ti no es tan grave o tiene solución y que hay que compartir, que la vida es una. 😉

Gracias a Miguel, Irian, Nelson, Yarany, Araih, Michelle, Carolina, Massiel, John, José, Thays, Manuel, Ainethe, Carla, Melissa por contribuir!

Los invito a participar con la fundación. No tiene que ser algo súper grande, nosotros éramos 14 y dimos una cuota no tan alta. Todo depende del deseo que hagan y eso depende también de las posibilidades del grupo y qué buscan.

🙂

 

 

El Valle Ultra 2013


Creo que desde que conozco a mis amigos de Fondito™ hablan con cariño de esta carrera. Es más, este año hubo una para el día de mi cumpleaños y para variar no había entrenado así que al final no fui. Cuando dijeron que habría una nueva versión y con 10km, 25km y 50km que encima era el 10 de noviembre siendo el 11 feriado, pues tenía que ir.

Me ha faltado mucha constancia para entrenar en cualquier disciplina y esta vez no fue la excepción así que me hice el reality check y me fui por los 10km que en verdad eran 12km. Una amiga me acompañaría a “inaugurar” El Valle y previo a la fecha fui con ella varias veces al Parque Metropolitano y a Pipeline. Creo que ya les he comentado que aún no le tengo amor a correr pero que prefiero correr en trillos que en la calle, lejos. ♥

En fin, que se armó un grupo para ir a El Valle, hospedaje arreglado y todos listos para ir. Se suponía que todos menos nosotras dos iban en 25km aunque a última hora uno se cambió para 50km…que no se diga que la presión de grupo siempre es mala. 😉

El jueves pasado fue el congresillo donde dieron algunas indicaciones y se entregaron los kits que por cierto, me parece que fue mejor que los de otras carreras a las que he ido (conste que no voy a todas las carreras) pues traía hasta dos paquetes de pasta, gels, pañitos húmedos y una toallita bien hipster. Lastimosamente mi kit no trajo toallita 😦

Llegué a El Valle el sábado por la noche y de allí directo a un pasta dinner con comida excelente y buena compañía.

Eeeen fin, se vino el día de la carrera y partimos desde el Hotel Campestre bajando por esa calle más o menos dos kilómetros para luego entrar ya por caminitos más agrestes. Casi desde que salimos me arrepentí de no haber entrenado todos los días que me fui a la casa directo de la oficina en vez de hacer ejercicios. Muy tarde para esto, no?

Yo traía una mochilita con vejiga de agua llena de agua y algunos snacks que no me comí. En los puntos de hidratación se daría agua y bebida hidratante pero cada uno era responsable de llevar su contenedor, vaso, termo, botella para rellenar. La idea de esto era dejar la menor huella posible en los senderos, lástima que alguna gente no piense igual o crea que está bien tirar los paquetes de gel al piso en vez de cargar con ellos hasta la meta o al menos hasta el siguiente punto de hidratación.

Mi plan era ir a conocer y pasear, lógicamente no iba a ganar así que me tomaría mi tiempo y disfrutaría del paisaje; definitivamente lo ideal hubiese sido tener mejores condiciones pero decir eso ya es llover sobre mojado. 😛

Había llovido mucho los días antes e incluso el sábado llovió así como también por la madrugada así que estaba mentalizada para lodo y más lodo pero creo que al menos en mi ruta, no estaba tan enlodado. Aunque de todos modos no creo que alguien vaya a un trillo pensando que no se va a enlodar, o si?

EVTR

La ruta

La vista desde La Silla, insuperable. Súper chévere encontrarse con los amigos de 25km en el camino. El punto de retorno de lo más cómico con un señor en una sillita en medio de un caminito en el cerro, libreta en mano anotando los números de los participantes. Estando allí en medio de sesiones de foto improvisadas, llegó el puntero de los 50km que ya iba por su segunda vuelta; aclaro que ellos comenzaron como 2 horas antes que los de 25 y 10/12.

El Valle Ultra 2013

El retorno 🙂

El Valle Ultra 2013

Ven la cruz en lo alto del cerro?

La cruz no era parte de la ruta pero ya que uno de los objetivos era pasear y pasarla bien pues a la cruz subimos. Subir no fue tan difícil como bajar, como siempre. Ya luego de la cruz emprendimos el regreso siendo oficialmente las últimas de 10 a.k.a. 12km en camino. Nos encontramos ahí a los siguientes de los 50km, o sea que el primero les llevaba buena ventaja. Mis respetos a los que corren como cohetes en esos trillos.

El Valle Ultra 2013

El regreso se me hizo corto pero no menos difícil aunque fuera en bajada. También puede ser que sea floja y le temo a las caídas.

Al llegar nos recibieron con una cervecita y algo de comida que me supo a gloria. Luego a esperar al resto para ir a comer.

La ruta me gustó, estaba bien marcada y donde podía haber dudas había voluntarios dirigiendo. Había buena hidratación también y aunque mi ruta era cortita escuché los mismos comentarios de los demás. Buen trabajo. 🙂

Fue un excelente fin de semana. Espero celebrar mi próximo cumpleaños con 25km en El Valle con Fondito. ¡Sí que sí! …sin presión. 😉

El Valle Ultra 2013

¿Ven las libélulas?

Aquí hay más fotos de esta carrera.

Actualización: Dice Miguel que no habrá versión en abril. Ahora tengo la disyuntiva: celebro el cumpleaños comiendo o lo celebro en noviembre y me mantengo más tiempo con mi actual edad? Jajajaja :p

Necesito ideas.


Cuando repartieron los talentos, yo llegué tarde a la fila para manualidades. En la escuela me iba regular en los viernes de “manual arts” pero en Educación para el Hogar me iba fatal. 🙂

Les cuento estas intimidades porque hace unos meses compré una lámpara bonita, y baratísima, en un outlet. Tan barata que el foco salió más caro que la lámpara. No tenía gran defecto, sólo un rayón con pluma y una mancha como de goma de alguna etiqueta que le pusieron en la pantalla. Con el tiempo y el calor la pantalla se ha dañado al punto que ahora ofrece un aspecto bastante penoso.

DIY

Un poco majadita

He decidido que a pesar que probablemente gaste más dinero que lo que me costó la lámpara, voy a renovarla. Creo que debe ser un proyecto sencillo e interesante y al final me quedará algo bonito. Si no me gusta, siempre puedo volver a hacerlo.

Aquí es donde necesito de su ayuda: necesito ideas de qué puedo hacer con la pantalla. Es rectangular y una vez quite las cintas sólo quedará el armazón.

Espero que se inspiren y me den ideas. Gracias!

DIY

Armazón rectangular

Relevo por la Vida


El fin de semana pasado fue el Relevo por la Vida, a beneficio de Fanlyc. En mi trabajo, como por cuatro meses se hicieron actividades para recoger dinero y comprar las vueltas que donamos. Nuestra meta eran 1000 vueltas y logramos comprar algo más que eso así que ahora venía la parte de dar las vueltas.

Me anoté para hacer un turno en la tolda del trabajo y mi plan era dar un par de vueltitas y luego de pronto parkear un rato con los de Fondito que habían decidido ir en la noche.

No había ido a Relevo por la Vida en mucho tiempo y no sabía cómo iba a ser el movimiento en el Causeway de Amador. La convocatoria fue increíble, había fila para llegar y para salir aunque creo que parte del problema eran los imprudentes y juega vivo. Suerte que cuando me tocó llegar no había casi carros y conseguí un buen estacionamiento.

Nuestras vueltas se acabaron como a las 7 de la noche así que cerramos la tolda como a las 8pm. Di dos vueltas y luego me uní a Saskia que había llegado a dar vueltas para Monocíclope. Una cosa llevó a la otra y terminé dando 9 vueltas y completando más de 21km. No me importa lo que digan, ya tengo 21km caminados jaja 🙂

Esta foto es para mostrar la cantidad de vueltas que di. Lástima que no sale la hora pero la tomamos pasadas las 3:30am. Como ven, ya no quedaba casi gente, solo los Ultramigos y algunos más por ahí. 😮

21k done

Domingo deportivo?


Para mi, casi que lo peor de hacer deporte es madrugar. No se si es que he perdido la costumbre o que ya estoy viejita para eso o qué pero me cuesta levantarme en un sólo envión, sobre todo cuando el sol aún no se aparece.

madrutweet

Hoy me lo tomé con calma y fui con Saskia a Pipeline Road (Camino del Oleoducto) en el Parque Nacional Soberanía. En el camino a Gamboa vimos bastantes ciclistas y corredores entrenando. Ya pronto viene la media maratón de Gamboa y se nota. Volviendo a los ciclistas, urge educación vial para ciclistas y conductores, o tal vez sólo falte sentido común.

Pipeline!

Es la segunda vez que voy a este sendero y me gusta, tiene muchas lomas pero no hay que estar esquivando muchos obstáculos. Hoy había varios tramos bien llenos de lodo pero nada que no se pudiera pasar; además quién va a trotar a un trillo y espera no ensuciarse?

El plan original era llegar al puente de los 4.2km (Frijolito) y volver pero como caminamos más de lo que trotamos fuimos un poco más allá, al puente sobre el río Frijol.

Pipeline!

Puente sobre Frijol

Estos puentes dan un poco de susto. Caminando me da miedo de resbalar y 1) meter el pie en uno de esos huecos y fregarme o 2) que se me caiga algo y caerme. Por lo visto, el miedo es a caerme. Creo que los que pasan en carro no se dan cuenta de las tablas medio sueltas que hay. Dicen que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Pipeline!

Frijolito

Confieso que no he llegado, ni se si llegaré al punto de sentir que “correr es mi terapia” o “correr me relaja”. ¡No! No me veo así, para nada. Pero, si prefiero correr en trillos porque al menos el paisaje cambia y de pronto te encuentras a algún animalito y si tienes mi suerte vas con una bióloga que te cuenta cosas sobre lo que ves.  🙂

Hoy nos encontramos un grupo de monos aulladores. Nos paramos a verlos y uno decidió cruzar al otro lado del camino; suerte que lo hizo por las ramas porque de llegar al piso ya me vería yo corriendo como una veleta para escapar. ¡Ja!

Pipeline!

Por acá andaba el mono.

Ya casi finalizando vi esto en el piso. Parecía una pulsera peluda pero aparentemente eran unas orugas caminando el fila india. Bien curioso.

Pipeline!

¿Ven los puntitos rojos? Es la cabeza. Formación de uno en fondo. 🙂

Para que tengan una idea del sitio les pongo la foto del mapa que registró mi Garmin. Creo que no les da mucha indicación de lugar pero si de que uno corre en medio del monte.

Pipeline

Después paramos a desayunar (eran ya casi las 1200) y nos encontramos a unos ciclistas. Echando cuentos terminé acordando que mañana iré a que me midan a ver qué tamaño de bicicleta de ruta usaría y ver si consigo una de segunda para ver si me gusta el deporte y comienzo a entrenar.  Y yo que al principio de este post dije que eso de madrugar no va conmigo, todo indica que estoy lejos de buscarme deportes de no madrugadores. 😉

De caminatas y causas


Hoy fue la XIV Caminata Familiar Susie Thayer a beneficio de Fundacancer. En casa hace años que participamos de esta caminata y siempre es impresionante ver la cantidad de gente que asiste.

Supongo que debido a que calle 50 está en obras y porque hoy había Cinta Viva, cambiaron la tradicional ruta de la caminata de calle 50 a la Cinta Costera en dirección al Casco Antiguo. Según me contó alguien de la organización de la caminata, Cinta Viva no es nada improvisado y tienen mil reglas para las actividades, lo cual me parece excelente. Si ponemos orden y cuidamos las cosas nos duran más y todos las disfrutamos. Sospecho que la caminata seguirá usando esta ruta en el futuro, creo que la logística fue buena.

Llegué tarde retrasada y como iba en moto la policía me dio chance de estacionarme en el edificio Sky frente a la partida/meta y cuando me bajé ya estaba comenzando la caminata. Crucé la calle, di mi vuelta por los stands, dejé mi boleto en la tómbola y caminé a la meta para comenzar y aún había gente en fila esperando para partir. Cuando di la vuelta e iba por el Mercado de Marisco aún venía un grupo grande de gente por la Avenida Balboa. Así de concurrida estaba la caminata. Me encanta. 🙂

En esta ocasión, las camisetas de los sobrevivientes de cáncer eran amarillas y el resto eran blancas. Me sorprendió ver la cantidad de gente con camisetas amarillas y sobre todo que muchos eran gente joven.

Hay varias personas por las que caminé pero este año fui especialmente por Erica.

Pipeline!


Finalmente hoy fui a correr trotar a Pipeline Road o Camino del Oleoducto para nosotros los spanish speakers.

No recuerdo por qué no había ido antes si es la casa de Fondito (TM). El asunto es que hoy fui y siento que no me fue tan mal. Tal vez estoy mejor de lo que pensaba, o será que iban muy muy lento para no dejarme muy atrás. Gracias Saskia 😉

Después de trotar, estiramos y disfrutamos de un buen piquinique.

Ana me prestó un libro que se llama Complete Book of Woomen’s Running y me compré The Big Book of Health and Fitness. Tengo mucho que leer, a ver si me pongo en forma de verdad.

Rumbo a El Valle Trail Race! Woohoo!

Tatiana meets Monsoon Diaries


Cuando escribí sobre mi Eurotrip 2012 me hablaron de un hotel en Corea del Norte con un misterioso quinto piso. Me puse a investigar y llegué a este blog y lo comencé a seguir. Este fue el post que comenzó todo: Creepy North Korea: The Hidden 5th Floor. 🙂

A mi me encanta viajar y me gustaría unirme a algún paseo a un lugar diferente. Creo que ese viaje por Centroamérica hubiese sido mi oportunidad de conocer por aquí cerca porque no me imagino viajando allí en otra ocasión. Al final no se dio pero vinieron a Panamá y lógicamente tenía que mostrarles la Ciudad de Panamá. 🙂

Los busqué en la Terminal de Albrook y metimos 8 personas y sus maletas en un carro. Luego fuimos al Administration Building donde nos encontramos a Karkamo y los muchachos posaron con el.

Monsoon con Karkamo

El sábado por la noche fuimos a comer seviche al Mercado de Marisco y salimos a rumbear por el Casco Viejo. El domingo Manuel los llevó a comer dim sam a Sunly. Luego fuimos a Miraflores para ver el Canal de Panamá.

Monsoon at Panama Canal

Mejor les dejo los posts sobre Panamá directo desde el blog de Monsoon Diaries. Es interesante ver tu ciudad desde los ojos de un extranjero.

Eso fue lo que hice el fin de semana pasado. Ah y participar en una carrerita que me inspiró para escribir un post. Fue un fin de semana productivo. 🙂