Archivo de la categoría: Eurotrip 2012

Y cruzamos el charco…


Una vez definimos las ciudades a visitar, compramos el Eurail y comenzamos a buscar hospedaje en las páginas que puse en el post anterior.

Para mi, esta fue la parte más estresante porque a pesar que quería ir bastante libre, no quería llegar al punto de dormir debajo de un puente.

Faltando como dos semanas para partir, mi hermana decidió acompañarnos así que a buscar ahora sitio para 4 personas. Reservar para amarrar ofertas y cancelar si conseguíamos otra cosa mejor. Viva el internet!

Y bueno, partimos. El plan era que mi mamá y yo nos encontráramos con mi tía en el aeropuerto de Frankfurt más o menos como a mediodía y de allí viajar en tren a Stuttgart donde Gema. Mi tía tenía el Eurail “familiar” que compramos.

Como no todo puede ser perfecto, al llegar a Frankfurt buscamos el status del vuelo de mi tía y la hora de llegada no era las 11am sino, las 5pm. 5pm?!?! Horror!!! Compramos un SIM Alemán y lo puse en mi celular para encontrarme con un email de Gema diciendo que mi tía la había llamado y que había un retraso con el vuelo. Uff!

Pues, como todas unas turistas recorrimos todo el aeropuerto y dormimos en unas bancas bien cómodas. Otra vez a pasear por el aeropuerto y así. Ya desde el día uno feliz porque nada más teníamos un carry on.

Por un momento pensé que nos adelantáramos viajando a Stuttgart y que mi tía nos alcanzara pero decidimos mejor quedarnos para viajar las tres juntas.

Bien comodaEn la espera

Finalmente a las 7pm apareció el vuelo y a correr validar el Eurail para viajar como por 2 horas a Stuttgart.

En la estación del tren un señor nos dijo a qué andén debíamos ir y qué tren deberíamos tomar para ir de Frankfurt a Stuttgart. De todos modos en el andén le preguntamos a alguien que resultaba que hablaba español e iba para la misma ciudad así que nos pegamos a Paulina. Gracias Paulina!

Finalmente llegamos a Stuttgart!!! Gracias Gema y Sven por salir a buscarnos en la noche.

Anuncios

Preparando el “Eurotrip”


Tengo una tía que todos los años viene de visita a Panamá. Este año pensamos hacer algo diferente y encontrarnos en algún sitio y pasear. Allí comenzó el “tira y jala” de decidir dónde ir.

En medio de las negociaciones estaba un día estaba chateando con Gema y me envía fotos de su nueva casa en Alemania y dónde me quedaría cuando vaya a visitarla. Me dijo que podía ir con mi familia y cuando lo consulté con ellas todas dijeron que si. Así comenzó el Eurotrip!

La idea original era ir a Alemania “pero ya que vamos a Alemania por qué no vamos también a otros lados?” Eso es lo que pasa casi siempre que uno “cruza el charco” para ir a Europa. Además de ir a Stuttgart donde Gema era de carácter obligatorio ir a Munich a visitar a Carolina, nuestra hermana de intercambio.

Y así fueron saliendo más sitios que visitar: mi tía quería ir a París, Carlos me dijo que tenía que ir a Brujas, yo siempre quise ir a Amsterdam y Berlín. Ya! No más que luego no nos alcanza el tiempo.

Recordando lo organizada que es Gema, hice un cuadro en Excel con las fechas en las que viajaríamos y los sitios donde iríamos. Jugamos mucho con los días y los sitios para tratar de tener un itinerario que nos permitiera visitar las ciudades que nos interesaban y no estar en corredera.

La verdad es que preparar un viaje es una tarea a la que se le dedica tiempo. Hay que buscar hospedaje, transporte, sitios que visitar, etc. Y en esta era de información precisamente información es lo que sobra.

Hablando de información les enumero los principales sitios que utilizamos:

  • Airbnb – Para hospedaje. Hay para todos los presupuestos y creo que para mis próximos viajes será de los primeros sitios donde busque. Hay también sitios en Panamá y supe de esta página por la gente de Casa 81 aquí mismo en Panamá.
  • Trip Advisor – Información desde hospedaje hasta atracciones y restaurantes.
  • Booking.com – De aquí sacamos hospedaje también.
  • Eurail – Si, viajamos en tren.

Como el plan era viajar en tren y los trenes no tienen espacio infinito, y porque las habitaciones en Europa no son precisamente grandes; decidimos viajar ligeras de equipaje: un carry on y una mochila. Difícil pero no imposible. 🙂